El reciente caso del Incendio en Milan, nos hace reflexionar sobre los materiales que elegimos para nuestras fachadas